Home / Blog / Social / Social / Sembrando un futuro diferente
2017 Oct 11
Sembrando un futuro diferente

Por: Administrador | Categoría: Social

Como todos sabemos el pasado mes de septiembre dos fuertes terremotos sacudieron nuestro país, afectando a la Ciudad de México, Oaxaca, Chiapas, Morelos, Puebla y el Estado de México. Como consecuencia, la situación de los miles de damnificados es apremiante, y se necesita de la acción ciudadana independiente, además de la del gobierno, para sacar adelante a México.

Por esa razón, el Instituto Campestre de Ciencias y Artes de Metepec, institución privada de educación secundaria y preparatoria en el Estado de México, estableció en sus instalaciones un centro de acopio específicamente para las poblaciones aledañas a Metepec que se vieron afectadas por los sismos, como Ocuilan, Tenango del Valle y Tenancingo, entre otras. Gracias a las donaciones de nuestros alumnos y de particulares y de algunas empresas, y especialmente a la generosa aportación de HBS-Delli, se ha logrado llevar a estos lugares devastados varios cargamentos, que incluyen:


  • Ropa

  • Medicinas

  • Víveres

  • Colchonetas

  • Cobijas

  • Lonas de plástico para refugios

  • Láminas para techar casas

  • Martillos, clavos, picos y palas

  • Agua



Y más adelante:

    Mochilas
  • Útiles escolares

  • Terapia para niños



Cabe mencionar que todos estos artículos se han entregado en mano de los pobladores de acuerdo a sus necesidades, sin intervención de ningún organismo público ni privado.

Nuestra intención es seguir colaborando con la reconstrucción de estos pequeños poblados en los que, aunque afortunadamente no hubo pérdidas humanas, las pérdidas materiales son tremendas, de casas, calles, y escuelas, muchas de ellas derrumbadas y otras que tendrán que ser demolidas debido al daño estructural que presentan.

De esta manera, agradecemos enormemente la participación de HBS-Delli y todos la que la conforman en esta y otras iniciativas, puesto que su colaboración ha sido invaluable.

Sólo queda desear que como mexicanos no nos unan únicamente las tragedias y el dolor, sino un sentimiento comunitario de hermandad.

Muchísimas gracias.